• 19 - 21 Octubre 2020
  • Centro Citibanamex

Logística de almacenamiento

Las características de cada uno de tus productos definen bajo qué condiciones y ciclos deben almacenarse. Además, es necesario que conozcas la demanda de tus clientes para tener un mejor de tu stock.  En este apartado conocerás en qué consiste la logística de almacenamiento y por qué es tan importante para el éxito de tus ventas. 

Índice

La logística de almacenamiento consiste en tareas de almacenamiento de los aprovisionamientos recibidos, mantenerlos en correcto estado y que el depósito de todos estos redunde de manera positiva en la actividad de la empresa. Es decir, no solo tratan de almacenar, también tratan de que el almacenaje sea eficiente.

Objetivos de la logística de almacenamiento

El objetivo primordial de la logística de almacenamiento es ubicar la mercancía de la mejor forma posible reduciendo costes. Para esto es necesario establecer un flujo de mercancías y una serie de objetivos secundarios:

  1. Rotación del stock controlada
  2. Tener accesibilidad a todas las mercancías realizando el menor número de traslados
  3. Máximo aprovechamiento de la capacidad de almacenamiento tanto en altura como en superficie.
  4. Conseguir llevar los recuentos y los inventarios con facilidad, además de conocer el estado en el que se encuentran los productos.

Métodos para la logística de almacenamiento de mercancías

En cuanto a la logística de mercancías, existen 4 métodos para la colocación de las mismas:

1. Almacenaje en bloque

Consiste en apilar las mercancías sin dejar espacios, unas junto a otras. Se formarán tantos bloques en función de los productos asegurando de esta forma que los productos de una misma referencia estén siempre juntos.

2. Almacenaje a granel

Las mercancías almacenadas a granel son colocadas de tal manera que forman montones adosados a las paredes o en el centro del almacén, no se agrupan en cajas, bultos o unidades de carga.

3. Almacenaje ordenado

La principal ventaja de este tipo de almacenaje es que la manipulación, el control y el recuento del stock es más fácil, sin embargo, no es un almacenaje flexible y no optimiza el espacio disponible del almacén ya que no se puede llenar al máximo.

4. Almacenaje desordenado o caótico

En este tipo de almacenaje la recepción de las mercancías se van colocando en huecos vacíos, de tal forma que se puede llenar al máximo el almacén. El inconveniente, es el control del stock, ya que la mercancía está almacenada en distintos lugares.

Almacenamiento de mercancías en función del espacio disponible

La logística de almacenaje tiene como objetivo conseguir una utilización óptima del espacio disponible para el almacenamiento, motivo por el cual analiza la superficie y el volumen.

Se utilizan dos sistemas para la optimización de la superficie:

  1.  Almacenaje sin pasillos: se forman bloques de productos apilados con o sin paleta o plataforma de apoyo, de forma que entre ellos no exista espacio perdido.
  2.  Almacenaje con pasillos: los productos se apilan sobre paletas, dejando entre dos cargas unitarias un pasillo de acceso cuya anchura está en función del medio que se utilice para el apilado.
Almacenamiento de mercancías en bloques apilados

Este tipo de almacenaje consiste en formar bloques de productos de una misma referencia, formando pasillos de acceso mediante el apilamiento de las mercancías.

Este sistema de almacenaje se puede utilizar para unidades de carga paletizada o de gran volumen, almacenando grandes cantidades de cada referencia.

Tipos de logística de almacenamiento

Los avances tecnológicos han generado una necesaria clasificación de los tipos de almacenamiento a los que puede recurrir una empresa en función de los materiales y sus características. Veamos algunos:

1. Almacenamiento de materias primas:

Corresponde a los materiales en estado puro o que no han sido empleados antes en ningún otro proceso. Las empresas procuran que se ubiquen las materias primas lo más cerca posible a la planta de producción.

2. Almacenamiento de productos intermedios:

También denominados productos semielaborados, son aquellos que han sufrido modificaciones o usos anteriores, aún se encuentran en una etapa media de la producción y sirven como enlace entre los niveles iniciales de la misma y los posteriores. Deben estar disponibles de forma inmediata y las empresas los almacenan en la misma fábrica.

3. Almacenamiento de accesorios:

Se trata de productos que complementan la producción o sirven de material auxiliar. Basta con destinar un lugar adaptado para su estancia.

4. Almacenamiento de productos terminados:

Las características de cada producto nos ayudan a definir bajo qué condiciones y ciclos deben almacenarse, qué cantidad de luz, la temperatura, etc. Además, la empresa debe tener en cuenta la demanda de los consumidores o clientes. El almacén debe garantizar disponibilidad constante y alta rotación del inventario.

5. Almacenamiento de refacciones:

Las refacciones son los artículos destinados a corregir o reparar las unidades que ya han estado en manos de los consumidores. Si bien las incidencias de este tipo son mínimas, las empresas siempre deben disponer de material en almacén para las peticiones y necesidades de último momento.

La logística de almacenamiento es una función que va mucho más allá de la labor de acopio en un almacén. Detrás de ella hay un minucioso estudio de las características de cada producto y de las condiciones de su almacenamiento.

Conferencias Relacionadas

Lean services: improve from the inside, deliver better customer experience

PANEL: Las tendencias que revolucionarán la logística en 2020-2021

PANEL: ¿Cómo la inteligencia artificial y el machine learning están evolucionando la logística?

Aplicación tecnologías emergentes: los secretos del blockchain

Asiste a la semana en logística y transporte