• October 27 - 29, 2020

Cambios en los hábitos de compra traen oportunidades para los transportistas

Por Mayra Cerón

Publicado 10/09/2020

Un reto para los servicios de entrega de los retailers es el denominado big ticket, artículos que por su volumen y peso requieren de una diferencia en la transportación y servicio al cliente.

Es prácticamente nulo que las empresas de mensajería que atienden al comercio electrónico entreguen productos de gran peso o volumen, como refrigeradores, lavadoras o colchones. Esta es una ventana de oportunidad para los transportistas.

Con el avance de la pandemia, los consumidores están aprendiendo nuevos hábitos de compra, lo que ha impulsado un auge vertiginoso de las compras de miles de productos en el comercio electrónico.

Con estos hábitos de compra, la proyección es que un 70% del mercado del retail tradicional se mantendrá en tiendas físicas y un 30% se irá definitivamente hacia el comercio electrónico, considera Alejandro Buenfil, Director de Logística de SEARS-CLARO SHOP- SANBORNS.

Lo anterior representa un reto para los servicios de entrega. De acuerdo con el directivo, aún el servicio de mensajería se encuentra saturado.

En estos momentos, añade, es temporada baja para los retailers, pero apenas se están nivelando las capacidades de envío con el requerimiento, y cada retailer está armando su propia infraestructura con base en lo que va a armar.

La complejidad del envío para el comercio electrónico aumenta cuando se trata de un envío conocido como big ticket.

Los retailers cuentan con dos tipos de envío: el cásico que proveen las empresas de mensajería y servicios logísticos y cuyo peso no excede el kilo volumétrico; y el denominado big ticket, que se volvió una complejidad, ya que no había una infraestructura para entregarlo dentro de las mensajerías”, indicó.

El experto en temas logísticos detalla que este tipo de mercancías tienen otros requerimientos: hay que pasar al domicilio del cliente y dejarlo en el espacio solicitado por el comprador.

“Son artículos que requieren una diferencia en la entrega, y que además tienen otras complejidades. El cliente quiere saber a qué hora va a llegar, quién es el proveedor de la entrega; porque no abrirán la puerta de su domicilio a cualquier persona”.

Alejandro Buenfil comparte que el servicio para big ticket requiere de un crecimiento y tambipen de un cambio radical en controles y rastreabilidad para hacer la entrega como el cliente de comercio electróico lo está esperando.

Aunado a lo anterior, existe un nuevo requerimiento: el cliente quiere una logística verde.

Estamos viendo un cambio, en medio de otro cambio: el cliente tambi´pen ya empieza a fijarse si tu entrega es verde, y empieza a tomar decisiones de comrpa con base en que la entrega sea no contaminante. Esta situación de cambio pasó de rápido a vertiginosa”, concluyó.

 

Fuente: https://www.tyt.com.mx/nota/que-es-el-big-ticket-en-el-comercio-electronico-y-cual-es-el-reto-para-los-retailers